Ideas geniales para un 40 cumpleaños

//Ideas geniales para un 40 cumpleaños
  • regalo original para 40 cumpleaños

Ideas geniales para un 40 cumpleaños

Walter Russell, conocido como “el Leonardo da Vinci estadounidense”, obtuvo en su madurez grandes logros en múltiples campos. De él es la siguiente cita: La vida de los grandes hombres comienza a los cuarenta, cuando la de los hombres mediocres termina. Piensa en lo que ha vivido una persona que entra en la cuarentena: 40 años son 2.080 semanas, 14.400 días y 350.400 horas de experiencias y maduración personal. Por esto, cualquier idea para un 40 cumpleaños debe consistir en un regalo especial para celebrar semejante hito. El dicho, ahora muy vigente, de que “los cuarenta son los nuevos treinta”, es realmente cierto en el siglo XXI (siempre que la persona que los cumple decida vivirlos así, claro).

¿Qué regalar a alguien de cuarenta años?

Las ideas para un 40 cumpleaños deben huir de la banalidad. A esa edad se posee madurez, pero también se conserva fuerza y energía. La persona ha empezado esa fase vital inquieta y curiosa donde se busca o se ha encontrado, el sentido y significado de la vida. Al mismo tiempo, siente la necesidad de crear algo que perdure en el tiempo. Si se trata de una persona muy cercana para ti, como tu hermano, hermana, pareja, otro pariente o una gran amistad, sin duda para encontrar el mejor obsequio debes recurrir a la personalización del mismo.

Para gente que celebra su vida, las mejores ideas para el 40 cumpleaños pasan por regalos personalizados como una cápsula del tiempo. Se trata de la Retrobox Cumpleaños Feliz, una caja de regalo que se personaliza con una serie de elementos en diferentes soportes donde pueden recopilarse multitud de recuerdos que narren el periplo vital del cumpleañero.

Así, esta caja de recuerdos personalizada con su nombre y fecha de cumpleaños, incluye un álbum de fotos en el que se pueden recopilar las mejores fotografías de su vida, un anecdotario en el que todos sus allegados pueden contar recuerdos, anécdotas e historias de momentos vividos junto a él o ella, una cronología con pegatinas en la que marcar los hitos más importantes de su vida, un cuaderno de acontecimientos en el que leerá cómo era el mundo cuando nació, y un set de postales en el que todos los que lo deseen pueden escribirle una felicitación de cumpleaños.

La versatilidad del formato de regalo permite que pueda ser un presente de una sola persona o un regalo colectivo donde cada allegado aporte algo de su cosecha. De este modo, puede ser entregada al cumpleañero/a el mismo día del cumpleaños ya llena de recuerdos, pero también se puede colocar durante la fiesta de celebración del 40 cumpleaños para que todos los asistentes aporten su granito de arena.

Ideas para un 40 cumpleaños - Contenido

Tarde o temprano, todos cumplimos cuarenta años. Por tanto, ¡olvida la melancolía que puede acompañar a este aniversario! Una persona sólo necesita sentirse joven para serlo y los cumpleaños durante la edad adulta sirven para llenarlos de regalos que recuerden los momentos felices de toda una vida de logros. ¿Tú también has llegado a la década de los 40? Entonces se puede decir que estás en el centro de tu vida, y que es un gran momento para pensar en lo que hiciste, lo que haces y lo que todavía tienes pendiente emprender.

Los cuarenta son una etapa para disfrutar de la vida. Eres consciente de la experiencia del propio crecimiento y de haber cruzado muchas dificultades. Ese factor no hace una persona más vieja, sino alguien más interesante y preparada para lo que te espera. Has ganado mayor autocontrol, conoces las consecuencias de tus acciones y, si lo eliges, dejas de ser parte de los que los dolientes.

SABER MÁS DE NUESTROS REGALOS DE 40 CUMPLEAÑOS

Regalos de cumpleaños para la mediana edad

Ten en cuenta que el concepto de mediana edad siempre varía. No es un rango de edad fijo, siempre está en movimiento según del tema que se trate. En la prensa, el diario L´Economist, por ejemplo, decretó recientemente que a los 46 años una persona llegó a la cima de la felicidad. Por el contrario, otro estudio británico dice que la edad media no llegaría antes de los 55 años. En otra sociedad muy diferente como la estadounidense, a un océano de distancia, se considera que una persona de 35 años ya entró en la mediana edad.

Sin embargo, existe cierto acuerdo, según varias investigaciones en marcar un rango de edad que discurre entre los 40 y los 50 años como un momento de profundos cambios físicos y mentales, con cierta vulnerabilidad existencial. Esta época, identificada como una especie de crisis de los cuarenta, constituye en realidad un aliciente para un maravilloso despertar. Si se encuentra la motivación en los cambios existenciales, la vida se enriquece y se deja atrás el aburrimiento y la rutina. Una buena reflexión y una nueva planificación de nuestra vida (que es lo que el cuerpo está pidiendo) nos harán avanzar con la sabiduría de hoy y la inquietud de la juventud. Cualquier cambio positivo que surja de esta crisis se debe al paso del tiempo, sin sensación de impotencia o enojo.

Deje su comentario