Regalos para bodas con flores

//Regalos para bodas con flores

Regalos para bodas con flores

Hay meses en los que se celebran bodas de forma más frecuente, y mayo, por supuesto, es uno de ellos. Supongo que como dicen, en la primavera el amor está más efervescente y se nota en el aire, además se puede respirar la naturaleza en toda su esencia y cómo no, uno de los símbolos de una boda son las flores que toda novia aprecie llevar.

Existe un sinfín de flores, abalorios, materiales para los ramos de novia; peonías, rosas, claveles, anémonas, tulipanes, orquídeas… todo un mundo dispuesto para la novia en uno de los días más importantes de su vida. Y como bien dicen, el ramo de bodas tiene que ir, además, en sintonía con el vestido de novia.

Los ramos de novia son únicos y personales: coloridos, atrevidos, clásicos, con diferentes estilos, materiales y elementos que los hacen distintos para cada novia… pero todos adquieren el estilo y personalidad de quien lo lleva.

Por este motivo, nosotros apostamos por que los regalos para bodas también sean personales y únicos para cada pareja. Queremos que sientan ese día como uno de los más especiales de sus vidas y estamos seguros que lo será. Por eso, decidimos dar un toque personal a los regalos de boda para los novios, y salirnos de los típicos regalos diseñando una cápsula del tiempo para bodas. Con este regalo, la pareja de recién casados podrá disfrutar de todos sus recuerdos, no solo en el presente sino también en el futuro porque todo lo que existe y acontece en la boda se transformará en un símbolo de amor que debe ser guardado de alguna forma. Y así el ramo de flores que lleva la novia, se convierte también en un recuerdo que aunque muchas novias lo regalan, la mayoría conserva alguna flor para toda la vida.

Nos encantan hasta los más pequeños detalles de cualquier boda y, Retrobox Sí Quiero, es uno de esos detalles para bodas que los novios jamás olvidarán porque en lo sencillo está lo esencial.

Y ¿qué es la cápsula del tiempo Retrobox?

Un mundo del presente para el futuro. Es la cápsula del tiempo personalizada con los nombres de los novios y la fecha del enlace que les permitirá guardar en ella diferentes detalles, frases, fotos, anécdotas… un sinfín de cositas del día de su boda. Todo lo que en ella recopilen podrán disfrutarlo en ese momento y también en épocas o periodos posteriores porque todo lo que contiene esta caja de recuerdos será guardado y conservado para siempre: la cápsula del tiempo puede ser sellada para que dentro de mucho tiempo vuelva a ser abierta por los novios y ¡voilà! recordarán todo lo que sintieron y ocurrió en su propia boda. ¡Maravilloso! Una vuelta al pasado que les permitirá redescubrir el día de su boda a través de detalles extremadamente cuidados como si fuera un tesoro antiguo.

¡Descúbrela y rememora tu propia boda!

Y hablando de flores, ¿Sabéis cuáles son los ramos más típicos de bodas?

Os explicamos algunos de los más típicos:

Uno de los más conocidos es el bouquet, un ramo muy típico para novias que se decantan por vestidos con faldas voluminosas o más elaborados y corpiños ceñidos o vestidos de corte princesa. Por este tipo de ramos se decantan la mayoría de las novias ya que es muy fácil de llevar y suele tener entre unos 30 centímetros de diámetro.

Otro tipo de ramos de novia son los domo o clutch, donde se hace una especie de mezcla con tallos y flores, donde los tallos están sujetos por una cinta que puede ser un pañuelo, una tela o algún otro tipo de material en el que la novia se sienta identificada. También algunas novias incorporan algún broche.

En este ramo se puede utilizar cualquier tipo de flor y los vestidos más a tono con este look son los de corte sirena o vestidos de novia cortos aunque los expertos indican que cualquier novia puede llevar este tipo de ramo.

Los ramos silvestres, son mucho más desenfadados y sencillos, hechos con flores de temporada e ideales para novias “chic” o “informales” o que van vestidas de forma sencilla o vestidos de novia más caídos sin tanto vuelo o recargados. Pueden ser ramos más asimétricos o con tallo largo. El ramo cae en cascada dando así un toque mucho más natural semejante a cómo las plantas y flores crecen en la naturaleza (por su propio impulso y sin orden).

Otro peculiar ramo es el de cascada, en el que las flores caen hacia abajo, pero con cierto orden simétrico y las flores están colocadas en perfecta simetría. Se emplean con vestidos de talle clásico, incluyendo los vestidos que llevan una larga cola. Este ramo de novias tiene un efecto muy bonito en la figura de la novia, ya que hace alargar visualmente su silueta.

Los ramos de tallo largo son parecidos a los domo, pero son muchos más alargados lo que les hace idóneos para novias que son altas. Estos ramos se asemejan más a un estilo vintage o más bohemio siendo muy comunes en bodas que se celebran al aire libre.

Sea cual sea el ramo que vayas a llevar, guarda una flor en la cápsula del tiempo Retrobox Si Quiero. ¡Y sorpréndete de nuevo en el futuro!

2017-05-15T11:23:05+00:00 15 mayo 2017|Categorías: Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario